¡No hay planeta B!

Excelente acogida al documental peruano en reconocido mercado internacional Docs for Sale

"Es la primera vez que una empresa está representando, en un evento de este género, a un importante número de películas peruanas que destacan a nivel mundial"

Publicado: 2015-11-27

“Traemos películas de gran factura: películas documentales muy bien hechas, con buena fotografía, bien rodadas, que técnicamente son impecables y con una narrativa interesante, de temas distintos y muchos (compradores) buscan temas distintos. Las reacciones son muy buenas a nuestra oferta,” subraya Sergio García Locatelli, socio fundador de Quechua Films, productora y distribuidora creada por jóvenes peruanos, residentes en España. El escenario es Docs for Sale, anexo del Festival Internacional de Cine documental de Ámsterdam (IDFA, 18/29 de noviembre) y uno de los mejores y más prestigiosos mercados de Cine Documental a nivel mundial.

Sociedad Arti et Amicitiae ,  calle rokin  112

El número 112 de la calle Rokin en pleno centro de Ámsterdam, sede de la tradicional Sociedad Arti et Amicitiae (Asociación de artistas visuales y amantes del arte), es en estos días literalmente un “hervidero” de gente especializada en cine documental. Cada año, más de 250 productores, agentes de ventas de televisión y cine, compradores, distribuidores y programadores de festivales venidos de todo el mundo convergen en la capital holandesa en busca de los más recientes y mejores documentales del mercado internacional.

Aparte de ofrecer intercambios comerciales en sus salas de reuniones, Docs for Sale cuenta con una plataforma online asequible desde cualquier parte del mundo. El catálogo de películas, previamente seleccionadas para la muestra, ofrece además la posibilidad de reproducción codificada (en su canal de streaming), de estos documentales, durante todo el año para facilitar su venta.

Aprovechando una de las pausas, entre entrevista y entrevista, converso con Sergio García Locatelli sobre el cine documental peruano, las expectativas de su participación en este evento y de su apretada agenda en estos días. Algunos de los países en su lista del día: Inglaterra, Alemania, Estados Unidos y Qatar.

¿Cuál es la propuesta que trae Quechua Films?

Sergio García Locatelli: Traemos lo mejor del cine documental peruano. Es la primera vez que una empresa está representando, en un evento de este género, a un importante número de películas peruanas que destacan a nivel mundial. Tenemos tres documentales registrados en la videoteca y el catálogo oficial de Docs for Sale. Dos son peruanos: “Sigo Siendo (Kachkaniraqmi)” de Javier Corcuera e “Hija de la Laguna” de Ernesto Cabellos y un documental español “Retrato de Aida” de Antonio Gómez-Olea. Además tenemos en nuestro catálogo particular películas muy potentes de este año que han estado en diversos festivales del mundo y otras que están esperando su World Premiere. En las reuniones ofrecemos cintas según el interés del comprador. Suelen etiquetarlas por: temas de actualidad, derechos humanos, deportes, cultura, etc.

...algunos canales buscan lo conocido universal, esos son los que trabajan más en lo comercial y los que no tienen ese criterio solamente buscan buenas películas y nosotros las tenemos.

¿Cuáles son las reacciones?

S.G.L. Los Commissioning editors (quienes deciden que películas co-producen para luego emitir en sus canales) y los compradores se muestran interesados y sorprendidos porque las películas tienen buena factura. Están bien hechas, tienen buena fotografía, están muy bien rodadas, técnicamente son impecables y luego la narrativa es interesante […]. De todas maneras tenemos un pequeño hándicap que es que el Perú no se conoce mucho fuera, eso es bueno y malo. Por un lado somos exóticos y por otro somos desconocidos. Entonces algunos canales buscan lo conocido universal, esos son los que trabajan más en lo comercial y los que no tienen ese criterio solamente buscan buenas películas y nosotros las tenemos.

Yo creo que vamos a contactar en este mercado clientes para toda la vida. Nosotros tenemos previsto (en agenda) establecer relaciones comerciales con distribuidores y agentes de venta de todo el mundo: Francia, Inglaterra, Grecia, Alemania, Suecia, Polonia, Estonia, Suiza, Estados Unidos, Canadá, Australia, Qatar, República Checa, Marruecos, y la lista continua. También hay interés en China, Indonesia, África e Irán por nuestras películas. Tenemos varios territorios vírgenes para nuestras producciones nacionales.

Esta repercusión es algo nuevo.

S.G.L. Si esto es nuevo porque normalmente son “pistoletazos” de productores que hacen esfuerzos descomunales por llegar a nuevos mercados. Pues nosotros lo estamos haciendo en trabajo conjunto. Nosotros estamos abarcando ese trabajo que no lo estaba haciendo nadie con las películas documentales peruanas.

¿En el caso de “Sigo siendo”, por ejemplo, qué países se muestran interesados?

S.G.L. Estados Unidos, Francia, obviamente porque esta ahora en salas de cine de Francia lo cual es un hito para una película documental producida mayoritariamente en Perú. Luego va a estar en Bélgica y en Suiza. Además hay interés en televisoras de diversas partes del mundo porque ven que la película es realmente un filme poético, que engancha, que conmueve, que emociona.

¿Llevas tiempo vinculado al cine documental?

S.G.L. Yo acabé mi carrera en la Universidad de Lima, enfocado en cine documental, en el año 2001. Luego, primero como realizador y productor y desde hace pocos años con la productora Quechua Films. El fuerte de Quechua Films es el documental, aunque tenemos también películas de ficción. En catálogo tenemos unos 20 largos documentales y 5 ficciones, como distribuidores. Como productores tenemos pendiente la producción de largos [...]. Vamos a producir un largo con Quechua Film Perú, la última película de Javier Corcuera; “El viaje de Javier Heraud”.

Yo siempre he creído que el cine documental peruano es un género que está bien trabajado. Aunque sea un eterno desconocido, inclusive para los propios peruanos, el nivel ha estado siempre muy bien representado por productores y directores, sobre todo directores. Inclusive por algunos que no viven en Perú pero que cuentan historias sobre Perú, como Heddy Honigmann que es muy querida y reconocida aquí, Mary Jiménez en Bélgica, Juan Alejandro Ramírez en Nueva York, Estados Unidos, y Javier Corcuera que “vive a caballo” entre Madrid y Lima. Y teniendo además un referente importante en Ernesto Cabellos y su empresa Guarango Film & Video, que me parece una labor destacable y titánica. Ellos hacen buen cine documental y desde Perú que eso es también muy difícil.

Ernesto Cabellos y su productora son conocidos en el IDFA.

S.G.L. Si con su primera película “Choropampa, el precio del oro”, han obtenido diversos premios, con “Tambogrande” les ha ido también muy bien, “De ollas y sueños” también ha destacado y con “Operación Diablo” estuvieron en Berlín.

¿Cómo se esta financiando el cine documental en Perú?

S.G.L. En Perú hay un fondo que te otorga una cantidad de 60 mil dólares y luego al ser Perú un país de la lista DAAC, países en vías de desarrollo, pues tienes unos 10 fondos internacionales que pueden servir. Lo único es que hay que competir con proyectos de todo el planeta, con todos los países que están en esa lista.

Si realmente, con la riqueza que tenemos, queremos destacar tenemos que mejorar el fondo y saber que la cultura es una inversión, no es un gasto.

“Un país que no hace documental no registra su memoria” apuntó Javier Corcuera alguna vez. Y en verdad es muy necesario fomentar y apoyar este género en Perú.

S.G.L. Por supuesto porque principalmente no se entiende lo que es cine documental, se separan cine de documental […]. Los fondos que existen en Perú son interesantes pero muy pocos y estamos hablando de un país que produce buen cine documental. Si nos comparamos con otros países como Argentina, por ejemplo, ellos tienen un fondo económico ilimitado para el cine. Una especie de sistema que permite premiar las mejores películas y ellos tienen todo el dinero que seria necesario para producir esas películas. Argentina puede producir sólo con el fondo argentino. Ese sería un sueño en Perú. La cantidad que se destina al cine y a la cultura en Perú es muy pequeñita, menos de 2 millones de euros. En España (un país con un fondo muy bajo) el presupuesto es de 31 millones euros […], Francia destina 700 millones de euros […]. Si realmente, con la riqueza que tenemos, queremos destacar tenemos que mejorar el fondo y saber que la cultura es una inversión, no es un gasto.

uno de los principales problemas y que nos hacen mella en términos de producción con respecto a otros países, es que Perú no tiene ni un solo canal que sea productor asociado, ni un solo canal que compre documentales terminados.

¿Y en el aspecto de difusión, qué está pasando, qué hay que cambiar?

S.G.L. En ese aspecto lo primero que se esta haciendo es concientizar a la gente y enseñarle lo que es una película documental. En Perú no hay consumo de películas documentales. Para dar una idea, uno de los principales problemas y que nos hacen mella en términos de producción con respecto a otros países, es que Perú no tiene ni un solo canal que sea productor asociado, ni un solo canal que compre documentales terminados. Es una vergüenza y una pena porque eso es fundamental para la producción, a parte de las salas de cine que ya son muy difíciles de alcanzar para los productores. La televisión es fundamental como producción asociada y como lugar de exhibición una vez terminado su recorrido por la ventana de festivales de cine y salas de cine. Entonces cosas por cambiar en Perú: que haya interés por comprar películas nacionales.

En otro aspecto algo positivo es que, gracias a buenas producciones, los fondos privados están apoyando el cine documental. Universidades y bancos son los que están ahora mismo apoyando algunas películas documentales, con montos interesantes. Es dinero fundamental en procesos de producción y postproducción, inclusive en distribución. Películas de Ernesto Cabellos y Javier Corcuera han sido apoyadas por fondos privados, lo cual nos satisface porque hace que esos nuevos entes privados vean con interés de que sus marcas sean asociadas a estas películas documentales.

Lo otro que esta cambiando también es que los productores están destinando parte de su presupuesto a la distribución [...]. Entonces gracias a eso hay películas que van a festivales de todo el mundo, van a los mercados y luego siguen su recorrido por el resto de ventanas, acabando en video on demand en algunas de las plataformas online más prestigiosas del mundo.

Y, en ese trabajo de distribución, estar hoy aquí representa dar un gran paso.

S.G.L. IDFA es "grandes ligas". Es la primera vez que Quechua esta aquí. En el IDFA se puede comprar todo lo que se podría comprar en todos los otros festivales juntos, esa fue la recomendación y estamos viendo reuniones muy productivas. La gente va directo a lo que le interesa. Hay un si o un no. Si hay interés se les da el enlace a la película online y el siguiente paso será la toma de decisiones, en los próximos meses. Yo creo que van a salir cosas muy interesantes de aquí y lazos comerciales para largos años de trabajo. Clientes fidelizados por un cine peruano potente, de calidad y reconocido a nivel mundial. 🎬


Notas relacionadas

“Un país que no hace documental no registra su memoria”

‘Tito’ Cabellos: “Estoy a favor de la gente, de la tierra y el agua; no contra una minera en particular”



Escrito por

Momentos.MaríaD.

María N. Domínguez, Video periodista y documentalista


Publicado en